[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=hc89YRlPSGg]

Hace unos pocos días me llegó el video que hoy adjunto. Es, cómo mínimo, una curiosidad relacionada con la cocción de la carne y creo que puede ser de utilidad para algunos tipos de carne o cortes como filetes, entrecotes o hamburguesas. Y si creéis que no sirve ni para eso, quedaros entonces con el video simplemente por la gracia de pensar en ese truquillo!!

Al hilo de este video, he decidido hacer un post dando 7 trucos básicos para hacer que la carne que hacemos en casa nos quede lo más rica posible. Veréis que casi todos ellos tienen que ver con el hecho de conservar los suculentos jugos de la carne en su interior. Al conservar estos jugos, la carne queda sabrosa, tierna y nutritiva generando el “MMmmmhhh….!” buscado.

Aquí van los 7 magníficos:

  1. Si hemos comprado una buena cantidad de carne y queremos congelarla, la almacenaremos en el cajón donde sólo hay carne evitando que se impregne de los olores del resto de alimentos. Además, la meteremos en bolsas de plástico con la menor cantidad de aire posible en el interior.
  2. La temperatura de almacenaje ideal para la carne (también para el pescado) es de “ni frío ni calor”, es decir 0º. Por lo tanto, si tenemos Zona 0º (o no frost) en la nevera, guardemos la carne allí siempre bien envuelta y sin aire.
  3. Antes de cocinar la carne, trabajar siempre en un plato antes que sobre una tabla de madera. Al hacerlo en la tabla de madera, fomentaríamos que la madera absorbiera los jugos que la carne pudiera desprender.
  4. No salemos la carne antes de cocinarla. Sólo añadiremos la sal una vez la carne esté dorada. ¿Por qué (Mourinho dixit)? La explicación es la siguiente: en contacto con la carne cruda y producto de una reacción química, la sal hace que el agua de la carne se desprenda de la misma, haciendo que los jugos se pierdan en la parrilla. Ojo! Lógicamente, este consejo no sirve cuando queremos hacer caldo de carne, donde justamente lo que queremos es que la carne desprenda toda su esencia en el agua.
  5. Tenderemos a empezar a cocinar la carne a fuego vivo, de manera que se genere una pequeña capa exterior más dura haciendo que la mayoría de los jugos se queden en el interior.
  6. No pinchemos la carne durante la cocción. Cualquier orificio que hagamos permitirá a la carne perder componentes!! Así pues, mejor trabajar con pinzas o palas que con tenedor. Para comprobar la cocción, me remito al truco del video.
  7. Si por alguna cosa queremos añadir caldo, agua o vino a la carne, que no sea frío. Así evitaremos contrastes de temperatura, que fomentaría que la carne se endureciese. Para evitar estos cambios, además de lo dicho antes, añadamos el líquido por los costados del recipiente.

Espero que algunos de estos consejos os sean útiles y, en definitiva, contribuyan a disfrutar más de lo que coméis. No dejéis de comentarme cómo ha ido la aplicación de los consejos!!

La Gastro-canción de hoy es: Vinagreta de cilantro, rayadura de limón y parmesano.

Bon profit!